viernes, 7 de noviembre de 2014

Kamasutra, Kirasutra, Inukisutra




Estas zapatillas de la jefa también son de mi talla. !Qué bien duermo aquí!

Los gatos son especialistas del relax. Siempre me ha gustado el logotipo de una marca X que representa un gatito persa blanco durmiendo la mar de feliz enroscado con su gran cola. Están reconociendo a los gatos como profesionales del relax al usarlo para transmitir la idea de, que tras sus ventanas, se duerme calentito y tranquilo y que hasta el minino más exigente aprecia ese confort. 

Yo les reconozco esa habilidad porque es ver dormir plácidamente al mencionado felino o a Kírara, incluso, a Inuki y empiezo a sentirme cada vez más relajada. Da gloria contemplarlos. A veces, da risa porque duermen en las posturas o los lugares más originales y he pensado que sería divertido hacer una colección de las posturas “cómodas” para descansar, al modo del Kamasutra, que recoge las diversas posiciones sexuales. En este caso sería un Inukisutra y un Kirasutra. 

En este post no voy a describir, considero que las imágenes son mucho más elocuentes de lo que yo pueda contar.

ADVERTENCIA a humanos: No intentéis dormir en estas posiciones, podéis despertar con severa tortícolis o quizá tenga que intervenir un fisioterapeuta para desenroscaros.


Dormir en ángulo recto con mi juguete nuevo es tan relajante...

Es mejor dormir en compañía de mi perrito y mi osito de peluche.
 
Cuando hace calor se duerme de maravilla patas arriba.


Durmiendo encima de la caja de rosquillas no hay peligro de que nadie se las lleve.


Su instinto le dice que cave un hoyo en la nieve, que se enrosque dentro y se tape la cara con la cola, y así lo hace cada noche.


Ya me habéis descubierto, ¡con lo calentita que estaba dentro de la mochila!

Me gusta que me lean una buena novela antes de acostarme.
En cambio, los juego de ordenador me matan de aburrimiento.

Las clases de latín duermen hasta a los gatos
 
Kírara está de maravilla sobre el relleno de plumón que hay al fondo de la caja y se defiende como gata panza arriba si intento sacarla.
Archivada con las facturas de la electricidad tendrás pesadillas; yo saldría de ahí inmeditamente.