viernes, 6 de marzo de 2015

Inuki, un husky con telepatía


Inuki espera a la puerta nuestro regreso

Soria, jueves
Recibimos una llamada para comunicarnos una emergencia. En dos horas hacemos las maletas y emprendemos un viaje de 700 km, antes dejamos a Inuki en Soria en casa de un familiar. Espero que aúlle en señal de protesta como en otras ocasiones, pero no se escucha ningún lamento.

Viernes y sábado
Nosotros seguimos a 700 km de Soria. El husky continúa sin quejarse de nada.

Domingo
Sobre las nueve de la noche Inuki empieza a aullar. Los intentos para entretenerlo con juegos o comida resultan infructuosos, se muestra muy inquieto y no se calla. 

A las nueve, nosotros estamos a punto de regresar, pero surge un problema y debemos retrasar la salida; por fin, a las doce en punto, subimos al coche para volver a casa.

Exactamente a las doce de la noche, Inuki calla y se duerme.  

Estos son los hechos. Ahora me pregunto lo siguiente: ¿por qué Inuki no aulló cuando lo dejamos en Soria si lo hace siempre?, ¿comprendió que nos encontrábamos en una situación de emergencia?, ¿por qué no aulló ni el viernes ni el sábado y sí, el domingo por la tarde?, ¿sabía que nos disponíamos a viajar de regreso?, ¿por qué se calló exactamente a las doce de la noche momento en el cual arrancamos el coche para volver?

Puede ser todo pura casualidad o es posible que Inuki tenga la facultad de comunicarse de forma telepática. No soy partidaria de creer en nada que no pueda demostrarse experimentalmente; sin embargo, cuando algo se constata es que existe, aunque de momento no pueda explicarse o comprobarse con métodos científicos. 

La telepatía sigue sin poder reproducirse en laboratorio; pero, al parecer, existen muchos perros que anticipan cuándo sus dueños están de vuelta a casa, algunos son capaces de encontrarlos a muchos kilómetros en lugares donde nunca han estado; otros, en cambio, son llevados en un viaje a ciegas y sin olor a un punto y pueden reorientarse para regresar a su hogar. 

¡Es admirable: comunicación vía telepática, G.P.S. biológico, visión de futuro, lectura del lenguaje corporal…, por no hablar del olfato y el oído!

— ¡Inuki, bribón, tienes superpoderes y no me lo habías dicho!



Una cabecita muy bien amueblada con superpoderes

 Un libro sobre este tema: De perros que saben que sus amos están camino de casa: y otras facultades inexplicadas de los animales. Autor: Rupert Sheldrake. Traductor Marco Aurelio Galmarini. Barcelona: Editorial Paidós (2007).

Sheldrake no ha podido demostrar empíricamente sus teorías, pero lo cierto es que ha despertado mi curiosidad de científica y pienso observar con mayor rigurosidad si Inuki vuelve a tener un comportamiento que pudiera indicar premoniciones o comunicaciones telepáticas.