lunes, 21 de marzo de 2016

Galantina soriana con enebrinas y trufa



    Han pronosticado un fin de semana lluvioso, así que he decidido preparar algo especial: una galantina. Para que cocinar resulte agradable me lo tomo sin prisas y trabajo relajada porque, en definitiva, lo que quiero es pasar una mañana entretenida; y una galantina casera es como una pequeña obra de arte: laboriosa y exquisita. 
 
Pienso darle un toque soriano y la aromatizaré con trufas y enebrinas, así que aprovecho el paseo diario con Inuki y Estela para recoger el fruto del enebro.
—Estela, busca un enebro femenino. 
— ¿Qué dices, mamá? ¿Femenino? ¿Cómo sé cuál es femenino?
—Pues el que tiene unas pequeñas bolitas negras. Coge solo diez, las demás son para los pájaros.

Ya en casa, nos disponemos las dos a trabajar. Pongo el horno a precalentar a 180 ºC con un baño maría.
—Estela, echa en un bol: 3 huevos grandes, 25 ml de Jerez, 1 ajo, 1 cebolla pequeña pochada, 150 ml de nata, 1 trufa rallada, las 10 enebrinas, sal, canela, tomillo, orégano y romero.
Remueve todo bien mientras yo pico la carne. Tengo un kilo de carne de cerdo y ternera y un poco de hígado que le dará sabor. Ahora lo mezclamos todo. Espolvoréame 75 gr de pan rallado, por favor. 


Forramos un molde con baicon y metemos un tercio del relleno; colocamos unos filetes de pechuga de pavo; a continuación, otro tercio del relleno; después, una capa nueces picadas o pistachos; finalizamos con el relleno que queda y tapamos con baicon.
Cubrimos con papel de aluminio y lo ponemos a cocer al baño maría durante una hora y media. Una vez cocido se prensa durante cinco horas, luego se desmolda y se conserva en la nevera. 

Lo siguiente ya será reunir a la familia y disfrutar de la sabrosa galantina con un pan de harinas variadas y semillas y una buena ensalada.



Al cortar, es bonito que se aprecien las distintas capas


Kírara, curiosa como siempre, quiere saber qué es lo que huele tan bien.

Quien no disponga de enebrinas puede aromatizar la galantina con otras especias: pimienta, clavo molido, nuez moscada, hierbas provenzales, etc.